COOKIES

Mi primera entrada: Gingerbread Cookies, Jingys para los amigos

La primera receta del blog. Qué responsabilidad. Desde que empecé con esta aventura que la misma pregunta se va repitiendo en mi cabeza: ¿y con qué receta empiezo? A final repasando todas las recetas y volviendo la vista atrás, decidí empezar por los orígenes, por aquella receta que lo cambió todo: las Gingerbread Cookies. Además, de todo lo que hago, ésta es también la receta que todo el mundo espera, la preferida (y que para decepción de alguno), sólo hago por Navidad.

A mi la repostería me gusta desde siempre, desde que tengo memoria. Cuando era pequeña, una de las cosas que más me gustaba era batir con la batidora (siempre he tenido la teoría que era una mini-freaky), y mi madre me compraba flan Royal para que hiciera flanes. Y hacía pasteles de barro; pasteles de barro que decoraba con flores. Con mis primos, en verano, hacíamos concursos de qué pastel era el más bonito, porque claro, el más bueno… difícil de comprobar. Cuando fui más mayor, ya me pasé a los pasteles de verdad, los tradicionales bizcochos. Siguieron las tartas de queso, y los brownies.

Hasta que estrenaron Schrek. Y fui a ver Schrek. Y mi personaje favorito fue un secundario: Ginjy, “no, mis botoneees noooo”. ¿Os acordáis? En ese momento, se me encendió una lucecita y pensé: yo quiero hacer a Jingy. Y bueno, así empezó todo. Porque buscando información para hacer a Jingy descubrí también los cupcakes, y los layercakes, y los muffins, y las galletas de mantequilla decoradas… La repostería americana, la repostería creativa… Se me abrió todo un mundo de posibilidades. Vi que había vida más allá de los brownies, los flanes y el bizcocho de yogur.

Los inicios no fueron fáciles. Encontrar la receta fue lo que menos me costó. Hojeando un libro que corría por casa la encontré enseguida, y venía junto con la receta de la glasa. Perfecto. Ahora sólo faltaban los moldes… Y aquí se complicó la cosa.  Porque corría el año 2006, y la repostería aún no se había puesto tan de moda como ahora. Así pues, me recorrí la ciudad en busca de cortadores de galleta sin mucho resultado. En más de una tienda me miraban como un marciano cuando les pedía cortadores de galletas en forma de hombrecito.

Por esas casualidades de la vida, se acercaba Navidad, era el puente de la Constitución y tenía billetes para ir a Londres. Iba con una amiga a ver otra amiga. Y pensé que no estaba perdido, que en Londres seguro que encontraba a mi futuro hombrecito de jengibre. Y así fue. No resultó tan fácil como pensaba, pero al final en John Lewis ahí estaban: los cortadores, no sólo para Jingy, si no para toda la familia. El pack familiar. Así podría hacer a Gingy y señora! Y  a papá y mamá Jingy!thumb_IMG_7324_1024

Pero no me enrollo más con mis aventuras y vayamos con la receta:

GINGERBREAD COOKIES

Para las galletas

140 gr. de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente

115 gr. de azúcar moreno

90 gr. de melaza

1 huevo

250 gr. de harina normal

30 gr. de harina de fuerza

1 cucharadita de bicarbonato

2 cucharaditas de jengibre molido

1’5 cucharaditas de canela molida

¾ de cucharadita de clavo molido

¾ de cucharadita de nuez moscada

Para la glasa

2 claras de huevo (yo uso claras pasteurizadas)

400 gr de azúcar glas

½ cucharadita de limón

Colorantes alimenarios en pasta (opcional)
Empezamos batiendo la mantequilla con el azúcar. Una vez la mezcla ya está cremosa, añadimos el huevo con la melaza y continuamos batiendo hasta que estén bien integrados. A continuación, mezclamos las dos harinas con las especias y el bicarbonato. Tamizamos la mezcla y la incorporamos a la masa anterior. Una vez llegados a este punto, tenemos dos opciones: continuar amasando a mano, o bien utilizar el gancho de la batidora. Yo siempre me decido por la segunda opción.

Una vez la masa está lista, la estiramos un poco con el rodillo y la ponemos en la nevera, tapada con papel film. Esta es una masa muy difícil de trabajar, muy pastosa, con lo cual, cuanto más fría esté, más fácil será de manipularla. Yo la hago el día anterior y la dejo toda la noche en la nevera.

thumb_IMG_7332_1024

Cuando la masa está fría, la sacamos de la nevera, la dejamos unos cinco minutos para que coja un poco de temperatura y la acabamos de estirar con el rodillo hasta que alcance el grosor deseado. Entonces ya la podemos cortar con nuestro cortador de galletas, y otra vez a la nevera, para asegurarnos que nuestros futuros Jingys no pierdan la forma. Unos 15 minutos es suficiente.

Ponemos las galletas en el horno, que habremos precalentado previamente a 180ºC, durante 10 minutos aproximadamente (dependerá del horno y del grosor de nuestras galletas). Durante el horneado es muy importante ir vigilando las galletas porque un solo minuto puede marcar la diferencia entre una hombrecillo de jengibre o un hombrecillo de carbón.Una vez fuera del horno, las traspasamos a una rejilla hasta que se enfríen.

Mientras, podemos preparar la glasa. Para ello, batiremos las dos claras, y cuando estén espumosas les añadiremos el zumo de limón y el azúcar glas, que habremos tamizado previamente. Continuaremos batiendo hasta que la mezcla sea brillante.

Avisaros que la glasa es muy caprichosa, y las condiciones atmosféricas como la temperatura o la humedad pueden hacer que la consistencia varíe. Es por esta razón que es aconsejable comprobar siempre su consistencia. Yo cojo un poco con un palillo e intento escribir sobre una superficie. Si la glasa es aún muy líquida le añadiremos un poco más de azúcar glas; si por el contrario es muy espesa, o la queremos utilizar como glasa para rellenar, le iremos añadiendo poquito a poco agua hasta que alcance la consistencia deseada.

A la glasa también podemos añadirle colorantes alimentarios, si queremos jugar con distintos colores. El colorante tiene que ser en pasta, porque es el que alterará menos la consistencia de la glasa.

Y ya está, listos para decorar. Esta es la parte más divertida. Ponemos la glasa en una manga pastelera… y manos a la obra!

thumb_IMG_7345_1024

Espero  que si os decidís a probarla sea todo un éxito. Ya me contaréis…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s