CUPCAKES

LOS MEJORES CUPCAKES QUE HABRÉIS PROBADO NUNCA: CUPCAKES DE BONIATO CON FROSTING DE QUESO

No es sólo que haya llegado el otoño, es que ha llegado también el frío. Y no un ligero fresquito, no no… Frío, frío. Frío de invierno. Llegó de un día para otro, sin avisar, y parece que ya se va a quedar para una temporadita… Como habréis podido deducir por mis palabras, odio el otoño y el invierno, en parte, porque siempre tengo frío. Pero, además, no me digáis que no es triste que a las 5 de la tarde sea ya de noche. Es que hay días que des de mi mesa en el trabajo veo la salida y la puesta de sol. Con lo bien que se vive en verano… que con tanta luz parece que el día hasta tenga más de 24 horas. De verdad que entiendo muy bien a los osos… Que llega el frío y sólo me dan ganas de entrar en hibernación, o lo que es lo mismo quedarme en el sofá tapada con una manta y bebiendo algo calentito, a poder ser de alto contenido calórico (suerte que con los jerséis gordos tapan los michelines).

MONIATO4

Pero bueno, no seamos tan negativ@s, porque el otoño y el invierno también tienen algunas cosas positivas (aunque sean pocas): la Nutella hot chocolate (podéis encontrar la receta aquí), el Baileys (¿a quién le apetece un Baileys en plena canícula?), los Ferrero Rocher, las calabazas, las castañas y los boniatos.

Y precisamente inspirados en uno de estos favoritos de otoño os traigo uno de los mejores cupcakes que he probado nunca: los cupcakes de moniato. La idea parece un poco exótica, y a primera vista puede sonar hasta extraña, pero están buenísimos! Vamos, le gustan hasta a mi padre, que nunca come boniatos asados.

La receta la descubrí el pasado otoño y este año la he repetido, porque tan pronto entramos en modo otoño, es imposible no repetirla. Cuando empezó la temporada boniatil se me antojó la idea de hacer algún postre con ellos… Y después de buscar un poco, la respuesta la encontré, como no podía ser de otra manera, de la mano de la gran Martha Stewart, concretamente en su libro Cupcakes. Ella los combina con un frosting a base de marshmallows asados y nueces pecanas caramelizadas, pero con todo lo que a mí me gustan los marshmallows, no acababa de ver la combinación; me parecía que podía llegar a ser muy empalagoso. Y no sé cómo, pero enseguida lo vi claro: seguro que estaban buenísimos con un buen frosting de queso. Y me lancé a probarlo. Para ello recurrí a la que para mí es la mejor receta de frosting de queso del mundo mundial, la de Nigella Lawson. Y no me equivocaba… Porque el queso le da el contraste perfecto al dulzor del boniato. Y si ya lo complementamos con un poco de sirope de arce por encima y unas nueces picadas… Mmmm… Insuperable!

MONIATO2

Ahí va la receta:

CUPCAKES DE BONIATO CON FROSTING DE QUESO

Para 8 cupcakes

225 gr. de boniatos asados (aproximadamente dos boniatos pequeños)

½ taza de harina (65 gr)

¼ de taza de azúcar blanco (50 gr)

¼ de taza de azúcar moreno (50 gr)

½ cucharadita de polvo de hornear

¼ de cucharadita de sal

¼ de cucharadita de canela

1/8 de cucharadita de nuez moscada

56 gr. de mantequilla

1 huevo

½ cucharadita de extracto de vainilla

 

Para el frosting de queso

200 gr. de crema de queso (normal, no puede ser light)

100 gr. de azúcar glas

85 ml de nata para montar

 

Para decorar

Sirope de arce

Nueces picadas

 

El primer paso será asar los boniatos. Yo os recomendaría incluso que los dejéis ya hechos el día antes. Pondremos el horno a precalentar a 200 grados. Mientras alcanza la temperatura, lavaremos bien los boniatos y los secaremos bien; los pincharemos con un tenedor y los pondremos en la bandeja, cubierta por papel sulfurizado, y directos al horno durante aproximadamente una hora. Sabremos que están bien hechos cuando al pincharlos con un tenedor estén blanditos.

Una vez fuera del horno, y cuando estén bien fríos, los abriremos y con la ayuda de una cuchara sacaremos toda la carne, que chafaremos bien con un tenedor hasta obtener la consistencia de un puré.

img_8955

Ya tendremos el primer paso hecho. Ahora vamos ya a por los cupcakes. En este caso, el horno tiene que ir a 160 grados. Prepararemos también la bandeja de los cupcakes con las cápsulas.

En la batidora, a velocidad media/alta, pondremos los dos tipos de azúcar junto con la mantequilla a temperatura ambiente y batiremos hasta que la mezcla haya aclarado y tenga una textura esponjosa. Mientras logramos esto, aprovecharemos para tamizar la harina, junto con los polvos de hornear, la canela, la nuez moscada y la sal. Reservaremos.

Cuando la mezcla de los azúcares con la mantequilla esté a punto, añadiremos el huevo y batiremos hasta que esté totalmente integrado. Entonces incorporaremos el puré de boniato y la vainilla y seguiremos batiendo hasta que la mezcla sea uniforme. En ese momento, bajaremos la velocidad de la batidora y empezaremos a añadir la harina, en 3 veces. No incorporaremos una parte hasta que la anterior esté bien integrada.

Y ya tendremos la masa lista. Ahora sólo faltará repartirla entre las cápsulas, que llenaremos hasta las tres cuartas partes, y al horno. El tiempo de horneado es de 25-30 minutos, o hasta que al pincharlos con un palillo éste salga limpio.

Una vez fuera del horno las transferiremos a una rejilla y dejaremos que se enfríen (recordad que no los podremos decorar hasta que no estén totalmente fríos, si no el frosting se nos derretiría).

Mientras, aprovecharemos para preparar el frosting de queso. Empezaremos por montar la nata, y una vez lista, la reservaremos.

Por otro lado, batiremos la crema de queso con el azúcar glas, hasta que alcance una textura cremosa. Entonces, y con la ayuda de una espátula, añadiremos la nata, con cuidado y con movimientos envolventes. Y listo, fácil, ¿verdad?

MONIATO1

Ahora ya sólo quedará el último paso: decorar los cupcakes (yo lo hice con boquilla redonda), y añadirles el toque final: un chorrito de sirope de arce por encima y unas cuantas nueces pecanas.

Triunfo seguro. Ya me lo contaréis…

Anuncios

2 comentarios sobre “LOS MEJORES CUPCAKES QUE HABRÉIS PROBADO NUNCA: CUPCAKES DE BONIATO CON FROSTING DE QUESO

  1. QUE PINTAZA!!!! Los hago seguro!!!
    A mi el invierno me gusta mucho porque es la escusa perfecta para quedarse tapadita en casa leyendo o viendo una peli o para que vengan los amigos a casa a cenar y jugar a juegos de mesa

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s