OTHER GUILTY PLEASURES

MALTED CHOCOLATE BUNDT CAKE

Hoy la cosa va de bundts. Porque cuantos más bundts hago, más me gustan. No sólo la textura, lo resultones que quedan, lo fáciles que son de hacer, sino también la multitud de posibilidades que ofrecen. Porque la cantidad de moldes y formas que hay en el mercado es infinita. Y a cual más atractiva. Al principio no entendía la locura de mucha gente con los moldes Nordic Ware, pero luego me compré uno, por probar, y lo vi claro. Son espectaculares. Son bonitos y los resultados, perfectos. Después de dudar un poco, yo me decidí por el modelo Heritage, y ahora me estoy conteniendo, porque hay una vocecilla dentro de mi cabeza que no para de insistirme en que compre otro. Y si no ocuparan tanto espacio, seguro que ya le habría hecho caso a la vocecilla. Porque este es quizás el único inconveniente que le veo a estos moldes: lo mucho que ocupan. Que a ver, Sres. de Nordic Ware, ¿no se han planteado hacer moldes plegables? Que quedaran planitos, y así se podrían tener todos apilados en un armario. No me digáis que no sería cómodo…

BUNDT2

Pero bueno, dejemos de hablar del molde, y vayamos a la receta. Hoy se trata de un malted chocolate bundt cake. Hace mucho tiempo que veía recetas con malta, pero claro, como muchas otras cosas reposteriles, o aquí no tenemos, o es difícil de enconrar. Así pues, aproveché en Cambrige cuando vi que pasaba por delante de un Sainsbury’s y ahí que me metí. No sé vosotr@s pero siempre encuentro interesante la experiencia de entrar en un súper en el extranjero. Para ver las cosas que tienen, o cómo una misma marca se puede llamar con otro nombre, o un mismo producto tener un packaging diferente. Curioso. El problema viene cuando encuentras una cosa que te gusta mucho, y luego, cuando llegas a casa, es imposible encontrarla. Esta vez me pasó con una tableta de chocolate Lindt de cereza (sí, lo sé, tengo fijación por la cereza). Que aquí, nada, como si no existiera. He ido hasta la tienda Lindt expresamente, y ni ahí.

Pero en fin, que me desvío del tema, en Sainsbury’s compré un pote de Horlicks, y se volvió conmigo en la maleta. Así pues, ya puedo hacer muchas recetas nuevas. Pero antes de probarlo con este bundt, lo probé con leche. Y qué queréis que os diga, no me acabó de convencer… Me pasó como con el te matcha o el turmeric latte, que aún no sé si me gustan o me parecen muy chungos. Pero bueno, que ya que me había traído en el avión el pote de Horlicks, había que probarlo en alguna receta, ¿no? Y la elegida fue finalmente esta del malted chocolate bundt que vi en blog I love bundt cakes. Ellas lo hacen con bebida de maltesers, pero yo la sustituí por malta.

BUNDT5

Vamos allá:

MALTED CHOCOLATE BUNDT CAKE

Ingredientes (para un molde de 10-12 cups)

400 gr de azúcar

300 gr de harina

200 gr de mantequilla a temperatura ambiente.

7 gr de levadura

Una pizca de sal

40 gr de maltesers machacados

40 gr de cacao en polvo

40 gr de malta

4 huevos medianos

250 gr de natillas

1 Actimel

1 cucharadita de extracto de vainilla

Como siempre, empezaremos precalentado el horno a 170 grados (arriba y abajo) y engrasando bien el molde. También tamizaremos juntos la harina, la malta, la levadura y la sal, machacaremos los maltesers (yo lo hice con la trituradora) y mezclaremos bien las natillas con el Actimel.

BUNDT3

Y entonces, ya podremos encender la batidora. Pondremos juntos el azúcar y la mantequlla y batiremos a velocidad media-alta hasta que tengamos una mezcla esponjosa. A continuación, empezaremos a añadir los huevos, uno a uno; no añadiremos uno hasta que el anterior esté bien integrado. El siguiente paso será la vainilla.

Llegados a este punto, con la ayuda de una espátula incorporaremos los maltesers machacados y mezclamos para que se incorporen bien a la mezcla. Lo siguiente será incorporar la harina en tres veces, alternándola con la mezcla de natillas y Actimel: harina – natillas – harina – natillas – harina. Cuando estemos trabajando con la harina es importante que la velocidad de la batidora sea lenta. De hecho es recomendable acabar de incorporar la última parte de harina a mano, con la ayuda de la espátula.

Y listo, ya podremos pasar la mezcla al molde y poner al horno. En el caso de los bundts es importante que pongamos el molde sobre la rejilla del horno y no sobre la bandeja, para que así pueda circular el aire. El tiempo de horneado es de aproximadamente una hora 15 minutos, o hasta que al pincharlo con un palillo éste salga limpio.

Ya fuera del horno, dejaremos reposar el molde sobre una rejilla durante unos 10 minutos. Sólo entonces podremos desmoldarlo. Una pista para saber que está listo para desmoldar es ver que los bordes del bundt se han separado ligeramente de las paredes del molde. No intentéis desmoldarlo recién sacado del horno porque entonces se os rompería.

BUNDT1

Y listo. Ya veréis que bueno. Esponjoso y chocolateado. ¿Qué más se puede pedir?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s