CAKES

OTRO PASTEL DE CUMPLEAÑOS: MOJITO CON FLAMENCO

Como cada año, cuando se acerca San Juan, además de pensar en encargar la coca (sobre todo, la de crema y guindas) y en qué hago para la verbena, tengo que pensar en el pastel de cumpleaños de mi padre. Como ya os he comentado alguna vez, mi padre es de ideas fijas: le gustan el chocolate y las avellanas; y si le preguntas de qué quiere el pastel, os imagináis la respuesta ¿verdad? Si fuera por él, las recetas de este blog serían siempre monotemáticas. Pero la verdad, este año, con el calor que ha hecho, lo que menos me apetecía era un bizcocho denso de avellana y chocolate. Muuuuy pesado… Y temía por la integridad física del swiss merengue buttercream de Nutella. Entonces, pensando en algo que fuera fresquito, pero que tampoco requiriera de mucha nevera, recordé el bundt de mojito que hice le verano pasado. Y pensé: lima y menta, perfecto. Pero más que un bundt, necesitaba un pastel. Tras una breve búsqueda entre unos cuantos libros de recetas, encontré lo que buscaba de la mano de The Hummingbird Bakery. Si era de Hummingbird, no podía fallar. Infalible. Ay, cada vez que pienso en esos carrot cupcakes! Qué pena que aún no hayan abierto una sucursal en Barcelona. Pero bueno, que me desvío del tema. La receta era en realidad para unos minicupcakes de mojito; pero bueno, no hay receta de cupcakes que no pueda adaptarse a un pastel… Así pues, me puse manos a la obra:

MOJITO4

INGREDIENTES

Para el bizcocho (2 capas de 15 cm)

150 ml de ron
340 gr de azúcar
60 gr de mantequellia a temperatura ambiente
180 gr de harina
1/4 cucharadita de sal
2 1/4 cucharaditas de levadura química
3 cucharaditas del ralladura de lima (aproximadamente 3 limas)
1 cucharada de menta cortada muy pequeña
2 huevos medianos
180 ml de leche
3/4 cucharadita de esencia de vainilla

Para el buttercream

160 gr de mantequilla a temperatura ambiente
500 gr de azúcar glas
1 cucharadita de ralladura de lima (aproximadamente una lima)
8 cucharaditas de leche
8 cucharaditas de ron

Hojas de menta y ralladura de lima para decorar

MOJITO3

El primer paso, como siempre, será precalentar le horno, en este caso a 170 grados, y tamizar la harina, junto con la levadura química y la sal. También rallaremos la piel de las limas, cortaremos la menta y untaremos con mantequilla los moldes y los enharinaremos. Y ya podremos empezar: en un cazo pondremos el ron junto con 45 gr. del azúcar hasta que hierva; lo dejaremos reducir más o menos hasta la mitad, y ya lo podremos retirar del fuego; reservaremos.

Con la batidora equipada con la pala, batiremos, a velocidad baja, la mantequilla junto con la harina, la levadura, la sal, la ralladura de lima, la menta y el resto del azúcar. Mientras la batidora va trabajando, aprovecharemos para mezclar los huevos, la leche y la esencia de vainilla en una jarra.
Cuando la mezcla en la batidora haya alcanzado una textura arenosa, añadiremos, poco a poco, el líquido de la jarra, seguiremos batiendo a velocidad baja. Cuando la masa esté completamente integrada ya la podremos pasar a los moldes y poner al horno. El tiempo de horneado será de aproximadamente 35 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo éste salga limpio. Sacaremos los bizcochos del horno y los pondremos sobre una rejilla para que se enfríen. Pero cuando aún estén calientes, los pincharemos con la ayuda de un tenedor y pintaremos el sirope que hemos hecho al principio con el ron y el azúcar.

MOJITO1

Mientras se enfrían los bizcochos, prepararemos el buttercream: batiremos la mantequilla, el azúcar glas y la ralladura de lima hasta que tengamos una consistencia arenosa. En una jarra mezclaremos la leche con el ron, y a continuación lo verteremos sobre la mezcla de la batidora. Seguiremos batiendo, a velocidad alta, hasta que el buttercream tenga una textura esponjosa y ligera, similar a un helado.

Y listo. Cuando los bichocos estén bien fríos, desmoldaremos y ya podremos montar el pastel. En mi caso, lo monté con un naked cake para hacerlo más ligero. Y para acabar de darle el toque veraniego, lo decoré con un poco de ralladura de limón, menta… y un flamenco. Estoy obsesionada con los flamencos… Que pena no tener una piscina en casa, porque de tenerla, ya me habría comprado un flotador de flamenco. Pero flamencos a parte, el pastel estaba buenísima. A mi padre le gustó mucho (aunque se quejó que no fuera de chocolate y avellana, claro).

MOJITO6

Y a vosotr@s, os gustan los flamencos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s